Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Y tú, ¿A qué Tienes Miedo?

El día que llegué al colegio para entrevistarme con la directora, el frío inundaba la sala.

—Lo siento —se disculpó al verme tiritar—, la calefacción parece que hoy no quiere encenderse...

Tiré el aliento entre mis manos para que entraran en calor y sonreí para que entendiera que no tenía mayor importancia.

—¿Qué le parece si comenzamos?

—Claro, por favor, puede comenzar cuando desee.

A la mujer no parecía afectarle el ambiente gélido que nos rodeaba. Llevaba una camisa fina y una falda hasta las rodillas, y aún así los dientes no le castañeaban. Yo, en cambio, enfundado en un anorak y con guantes de lana —de los cuales salían las puntas de mis dedos— no podía evitar hacer ese ruido tan molesto.
—Veamos. ¿Hace cuánto que comenzó todo? —Tomé la libreta, dispuesto a apuntar todo lo que fuera relevante para el caso que me traía entre manos.

—Pues verá... —Colocó el dedo índice en los labios, pensativa—. Creo que hace más o menos un mes. Recuerdo que fue Andreíta la que llegó a mi despac…

Seguidores del blog:

Entradas más recientes

Ella

Letargo Eterno

Toca Para Mí

La Rosa y el Dragón

Frankestein